Biografía

¡Hola!

Soy Federico Calabuig (Valencia, 1986) y me gusta contar historias. Desde que tengo memoria he jugado con las palabras y la imagen para crear algo nuevo, para mostrar mi forma de ver el mundo a través del cine, la escritura o el collage.

Siempre que me preguntan a qué me dedico digo que a muchas cosas, intentado en vano definir mi trabajo. He pensado mucho sobre el tema y creo que puedo definirme como creador visual, porque a fin de cuentas me dedico a convertir las imágenes que se forman en mi cabeza en algo tangible, sea en el formato que sea. Incluso cuando escribo, busco crear una imagen con las palabras y trasladarla a la mente del lector.

En mi filmografía destacan cortometrajes como ‘Leah se pronuncia lía‘ (2019), ‘El efecto Barrymore‘ (2015), ‘Tres en un cuarto‘ (2013), ‘Freud‘ (2012) y ‘Oh my god!‘ (2011), que he tenido la suerte de poder mostrar en festivales de cine de todo el mundo.

Escribo relatos y poesía desde siempre, pero es en 2010 cuando empiezo a compartir mis textos en la página ‘Pie de foto‘. Algunas de esas creaciones se terminarían convirtiendo en el germen de mi primer libro de relatos ‘Mi corazón, un Tamagotchi‘, publicado en septiembre de 2016 por Ediciones Hidroavión. También me he atrevido a explorar el mundo del teatro escribiendo y dirigiendo las piezas ‘Low Cost Club’ (Microteatro Madrid/Valencia, 2014) y ‘Sonia y Selena’ (Microteatro Madrid, 2016).

En 2017 presenté mis collages en la exposición ‘Patrones de papel (reflexiones entre recortes de moda)’ en Nakama Lib (Madrid), y desde entonces no he parado de investigar el collage como una nueva forma de contar historias a través de las imágenes y, de paso, acercarme a un mundo que me apasiona: la moda.

Habitualmente compagino mi faceta de creador visual con el trabajo como periodista cultural. Desde 2005 escribo críticas cinematográficas en mi web ‘La cinematk de Joe Marlango‘, y he colaborado con publicaciones como VIM Magazine o instituciones como AISGE. Además, también trabajo como periodista y creativo para empresas, agencias e instituciones públicas. Y confieso que, aunque ahí no puedo contar mis propias historias, me encanta el reto que supone adaptarme a lo que otros quieren contar.

¡Espero que disfrutes la visita!

Comments are closed.